lunes, 16 de enero de 2012

La Educación Prohibida.



Hoy he visto este trailer a través de "Homeschooling en Madrid" y me he quedado con ganas de saber más de este proyecto y de las cuestiones que plantea. Realmente, son las cuestiones importantes que deberíamos plantearnos, sobre todo teniendo en cuenta el camino que lleva la humanidad. Ahora bien, junto a planteamientos interesantes veo que se ha dado voz a colectivos frente a los que me muestro totalmente escéptica. No sé cuál será el tratamiento final de las entrevistas y confío en que no será una suma sin más de voces sino que se intentará llegar al fondo del asunto, profundizar desde un punto de vista crítico con cada una de las posturas. No valdría criticar la educación oficial "militarizada" y capitalista, tanto la estatal, privada y concertada, para caer en brazos de oscurantismos de nuevo cuño.

Para mí uno de estos nuevos oscurantismos está representado por las escuelas Waldorf que parten de Rudolf Steiner y la antroposofía. Para una breve introducción en este tipo de escuelas recomiendo leer este artículo, aunque no comparta su punto de vista contrario a la no escolarización: http://adepensar.blogspot.com/2009/06/waldorf-la-pedagogia-sarasa.html

Está muy bien que critiquemos la educación que se nos impone desde el estado y el sistema capitalista, su adoctrinamiento, su masacre a la creatividad y las ganas de aprender, ya que su principal función es acostumbrarnos a lo que vendrá después y a ser seres sumisos frente al poder. Ahora bien, la educación debe partir de la verdad, del ansia de verdad al menos. Para mí, pedagogos que creen en la existencia de los ángeles o de Dios, seres que pertenecen al ámbito de las creencias no demostrables, a la intimidad de la fe, pierden toda credibilidad cuando tratan de incluirlos en su método pedagógico. ¿Cómo podemos partir de una mentira o de algo indemostrable que pertenece al ámbito de las creencias personales? Y aquí vuelvo a referemirme a las escuelas Waldorf creadas por Rudolf Steiner y la antroposofía. Esta crítica es extensible a su rama de “banca ética”, Triodos Bank, como podemos ver en el temario de este curso impartido por su subdirector general: http://www.sociedadantroposofica.com/Eventos/Seminario/

Como dato curioso, algunas escuelas Waldorf están asociadas a la UNESCO en su Plan de Escuelas Asociadas creado en 1953: http://es.wikipedia.org/wiki/Pedagog%C3%ADa_Waldorf . Pero lo que creo que más me disgusta y me intriga es su origen. Según la Wikipedia:

"En 1919 Steiner visitó la fábrica de cigarrillos Waldorf Astoria, en Stuttgart, Alemania y habló a los trabajadores sobre la necesidad de una renovación social, una nueva forma de organizar la sociedad, su vida política, cultural y económica. Era su propuesta de la llamada Tripartición o Triformación social. El dueño de la fábrica, Emil Molt, le solicitó a Steiner si podría encargarse de establecer y dirigir una escuela para educar a los hijos de los empleados de su empresa en este nuevo sentido social, preservando lo cultural-educativo dentro de la esfera de la Libertad, sin interferencia de lo político ni de lo económico. Así nació la Escuela libre Waldorf. La educación que recibieron estos niños fue tan innovadora y evolucionada que pronto comenzaron a surgir escuelas Waldorf en Alemania y luego el movimiento de escuelas Waldorf se extendió por el resto de Europa y el mundo."

¿Por qué un empresario querría educar a los hijos de sus empleados "sin interferencia de lo económico"? Como anarquista, creo en la libertad, el apoyo mutuo y la autogestión. Los trabajadores deben asociarse para educarse a sí mismos. ¿Qué clase de valores quería transmitir a los obreros Emil Molt? ¿La sumisión al empresario de una fábrica de un producto tóxico como los cigarrillos Waldorf Astoria? ¿Que no hay razón lógica alguna por la que unos seres humanos acumulan y derrochan mientras otros pasan toda su vida trabajando para otros? ¿Que puede existir una coexistencia pacífica entre empresarios y trabajadores a través de la paz social, espejismos y migajas? ¿Que el sistema económico no debe tocarse aunque cree necesidades falsas (cigarrillos) en la población o se base en la guerra y la muerte como motor de la economía? Esa desde luego no es la educación ni los valores que me gustaría transmitir a las nuevas generaciones si lo que deseamos es un mundo mejor o que simplemente no se autodestruya. Seguiré investigando y leyendo: http://www.rudolfsteinerweb.com/a/emil_molt.php

En fin... lo importante es no perder nunca el espíritu crítico para, como dice la expresión popular, no salir de Málaga para entrar en Malagón.

Por cierto, ¿conocerán los documentalistas la Escuela Libre Paideia?

sábado, 14 de enero de 2012

La danza oriental y su conexión con el embarazo y el parto.

Hace unos 10 años que empecé a ir a clases de danza oriental. Busqué y busqué y el destino me hizo encontrar los libros de Shokry Mohamed lo que me llevó a su escuela en la calle Limón de Madrid: Las Pirámides. Rosa, su compañera, me enseñó los primeros movimientos, los ochos, los camellos, pero también a sentir la música, a vivirla y amarla. El momento de ir a clase era un momento especial y lo disfrutaba a cada instante. Además, tuve la suerte de compartir alguna clase con Shokry y, aunque nosotras éramos de iniciación y su salud era delicada, nos transmitió su sabor y supo sacar ese algo especial que todos tenemos dentro con tan sólo una mirada. Después se fueron a Las Matas y continué mi búsqueda en la escuela de Nesma, Al Andalus. Al principio me pareció más fría que mi primera escuela, no sentía que tuviera el aura mágica y mística que para mi representaba el ambiente de Las Pirámides pero las profesoras eran serias y enseñaban buena técnica, lo que creo que también es muy importante y cada cosa tiene su momento. Mientras, coqueteé en el estudio de danza Pepa Guerra con el Barata Nathyam de la mano de Bharatkesh y allí asistí de forma esporádica a las clases de Eva Chacón, una de las bailarinas de oriental más grandes y expresivas de este país.

Pasó el tiempo y por avatares personales me alejé de la danza oriental en 2004. Fue una época un tanto oscura que lo hubiese sido mucho menos si no hubiera dejado de bailar. Pero después, un buen día, decidí volver a aprender. Busqué esta vez a Gloria Alba y comencé de nuevo en 2008. Busqué de nuevo a Eva Chacón y conocí a Sonia Sampayo. Y así hasta ahora, que sigo con Gloria y Sonia, dos grandes maestras que me llenan con sus enseñanzas. ¡Me aportan tanto! Creo que es muy importante ser constante con una profesora de danza, una vez que te das cuenta de que has encontrado lo que buscas y quieres evolucionar. En mi caso, de ser un poco pato mareado a poder coordinar los movimientos, mejorar mi postura y sentirme cada vez más libre bailando, girar, ver cómo puedes expresar lo que quieres y el cuerpo te responde, poco a poco, sin prisa pero sin pausa.

Es curioso cómo he notado que a lo largo del día recuerdo algo que se me ha comentado en clase y me estiro; me doy cuenta de mala postura que tengo en ese momento y la cambio. Intento andar derecha por la vida, con dignidad y respeto. Parece mentira la de cosas sabias que se pueden aprender en una clase de danza aplicables a la vida cotidiana. ¡Qué pena haberla descubierto tan tarde! Supongo que si ha sido así, ha sido por las circunstancias pero nunca, nunca es tarde.

Este curso me hubiese gustado seguir con Eva (y con Tarek en percusión, y con Sonia en africano...) pero ha sido el año del embarazo y ¡no doy para más! Ya volveré, ya volveré...

Pero me estoy enrollando demasiado contando mi vida, cuando de lo que quería hablar era de las posibilidades que ofrece la danza oriental en el embarazo y el parto. Desde mi experiencia personal puedo decir que seguir con el baile me ha venido bien para tener energía, fuerza, alegría y endorfinas en estas primeras 28 semanas (estoy de unos seis meses). También creo que me ha ayudado con una "pseudociática" (lo llaman "síndrome del piramidal") que me estuvo dando guerra el curso pasado. Ahora con el embarazo y el aumento de peso lo estoy volviendo a notar pero creo que lo tengo controlado con la danza y los estiramientos que me enseñó la fisioterapeuta.

La pregunta del millón. ¿Me ayudará bailar danza oriental en el parto? ¿Será menos doloroso o igual? ¿Lo facilitará o no? ¿Influirá haber bailado regularmente los años anteriores? He buscado en internet pero hay poca información sobre el tema. Supongo que cada mujer y cada parto es un mundo pero mi intuición me dice que sí, que estos movimientos hacen que mi ansiedad se difumine, le gustan a mi niño, nos hacen bien a los dos y le ayudarán a salir al mundo extrauterino llegado el momento. Mientras tanto... ¡bailemos juntos!

Este video me encanta ("Catherine bailando durante el parto"):


Hay un reportaje muy bueno de La Aventura del Saber en el que participa Marisol Díez, doula y profesora de danza oriental, a quien tuve el gusto de conocer hace poquito:









(La cuarta parte del video ha sido suprimida en Youtube. Una pena.)

Y aquí tenemos a Aixa Laxmi, profesora de danza oriental, bailando de ocho meses:




Otros videos que se pueden encontrar en internet son:

















Documentación interesante:

- http://www.ladanzadelvientre.cl/reportaje_embarazo.php

- http://www.elblogalternativo.com/2010/11/28/danza-oriental-consciente-en-el-embarazo-parto-y-mas-entrevistamos-a-marisol-diez-bailarina-y-psicoterapeuta-corporal/

- http://www.embarazoyparto.es/danza-del-vientre-durante-el-embarazo/